Mundial de Baloncesto: Los nervios de Aldama, la exhibicin de Willy: Espaa inicia con victoria la defensa de su oro mundial


Espaa 94 Costa de Marfil 64

Actualizado

La seleccin no se complic ante la dbil Costa de Marfil en su arranque en la Copa del Mundo. Los Hernangmez, especialmente el pvot, lideraron al equipo de Scariolo en el que Juan Nez reparti ocho asistencias.

Willy Hernangmez celebra una de sus canastas ante Costa de Marfil.Achmad IbrahimAP

Cuatro aos despus del oro de Pekn, Espaa se reencontr en el Indonesia Arena con otro Mundial con el que soar, otra vez en ese continente que tan buenos recuerdos trae, aunque la ltima vez en los Juegos de Tokio no pudiera alcanzar las medallas. Un amanecer extrao en Yakarta ante un rival desconcertante del que cuesta sacar conclusiones. Una victoria holgada, con varias luces y alguna sombra ante Costa de Marfil. [Narracin y estadsticas: 94-64]

Para saber ms

Para saber ms

El foco se posa en la novedad, en la perla a la que le llega responsabilidad antes de tiempo, aunque para eso estn las hojas de ruta, para hacerlas pedazos. Dice Llull que Juan Nez juega y se desenvuelve como un «veterano» y el chico debuta en un Mundial con 19 aos tras el ltimo recordatorio de Luis Guil antes del bocinazo, pronto la correccin de Scariolo desde la banda. Todos encima. Pero con su timn, Espaa funciona de inicio, un 16-4 para dejar las cosas claras a Costa de Marfil. No iba a flaquear: acab repartiendo ocho asistencias y el parcial con l en pista fue de +34 para la seleccin.

A Santi Aldama s le ha llegado la hora y se le observa con exigencia, la del tipo que ya luce en la NBA, la versatilidad, el talento, el tamao y el pedigr. Y, sin embargo, los nervios empaan el comienzo del que ser una larga historia con la seleccin. La primera accin es un corte mal ejecutado que propicia la prdida ajena. Despus, en 10 minutos, acumular tres ms y tres lanzamientos fallados. Despistes, concentracin diluida y un rival que se arrima (30-26).

14 puntos en cuatro minutos

Pero para eso estn los veteranos, que hace no tanto eran noveles y un da los focos se posaban en ellos. El gran zarpazo de Espaa lleg con la vuelta de los hermanos Hernangmez a cancha. La seleccin, el patio de su recreo, el lugar donde olvidar los meses de desengao en la NBA. Willy regresa a pista y enlaza siete canastas sin fallo y sin respuesta africana, cuatro minutos de clnic al poste bajo. Y Espaa, aliada con los triples de Abrines y Claver, se marcha al descanso con la ventaja que pretende (53-34), con el rival prcticamente rendido.

Si haba alguna duda, el partido ya estaba quebrado. Ms con el 19-5 de vuelta de vestuarios, Espaa pisando un poquito ms el acelerador ante un rival con poco fuste y sin referentes: ninguno de sus nacionalizados (ni Deon Thompson, ni Matt Costello ni Alex Poythress) se present en la Copa del Mundo. El mximo anotador del subcampen de frica fue su base, Bazouman Kone, que juega en la segunda divisin alemana. El susto de Abrines tras un golpe en su pierna le recuerda que en dos das aguarda Brasil, el nico oponente de verdad de esta primera fase, que en su triunfo ante Irn un rato antes perdi a Raulzinho Neto tras una espeluznante lesin de rodilla.

En la slida Espaa, que sigue sin perder un partido mundialista desde 2014 -aquel de infausto recuerdo contra Francia en el Palacio-, y que tuvo algn momento de sesteo en el ltimo cuarto que no gust demasiado a Scariolo, hubo otros apuntes para el optimismo. Aldama recuper algo el tono en esos minutos de la basura. Mejor antes las pinceladas de Abrines hasta que se retir dolorido y el despliegue del eterno Claver: triples, asistencias y defensa de una pareja de secundarios de esos que resultan clave. El colmillo de Garuba, el liderazgo de Juancho… De Rudy y Llull, seguro, ya habr ocasiones de hablar.