el boom de los papás senior que cambian los pañales después de los 65

¿Qué tan grande es demasiado grande para ser papá? La pregunta es incómoda y esconde varias preguntas más. ¿Qué es ser grande? Y ¿qué démasiado grande?

lo unico viejo ahora es la tradicional celebración de dia del padre. Y porque los padres son cada vez más mayores. Con veces, bastante más.

La vara de la edad tambien esta alta en este limbo de la nuevas paternidades.

Días atrás el interés sobre la paternidad en la vejez ha subido frenéticamente en la prensa mundial cuando los representantes del actor Al Pacino, que tiene 83 años, anunciaron que iba a un hijo con su novia de 29 años, Noor Alfallah.




Al Pacín. El actor acaba de ser padre a los 83 años. Foto AP

Pacino recibió esta semana su carnet en el (inexistente) club de la paternidad tardía con el nacimiento del pequeño Roman Pacino. Otro amigo y compañero ocasional del reparto Robert De Niro, quien ha confirmado que fue padre a sus setenta y nueve años.

Pero pensémoslo en clave dinero. Y volvemos al principio. ¿Qué tan grande es demasiado grande para ser papá?

Está claro que la expectativa de vida se incrementó y las familias cambiaron. Se encuentra que la tendencia general de la paternidad es correr al igual que en las mujeres, con sus límites biológicos extendidos.

Quienes ya habían sido padres con parejas anteriores no resignan, al menos no por la edad, tener un baby con un nuevo amor en el camino (aunque se haya caminado bastante). Por otro lado, los tratamientos de fertilidad son más habituales que nunca.

Llamemos Antonio tiene un amante de los barcos, ex marinero y aún operario en el puerto de Ushuaia, que tiene 75 años y tuvo a su último hijo hace dos.

Sin querer hablar de su novia, dice un Clarín que todos a él le dan «20 años menos». Y que tiene «la fuerza de alguien de 30». Jubilado pero laboralmente muy activo, no tiene problema en que nadie en Tierra del Fuego crea que es el papá de ese nene, sino el abuelo.

«Ya lo sabía antes de que naciera. No me sorprendió después. La sorpresa fue que soy distinta a cuando tuve a mi primera hija (a los 23). No es un tema físico, tampoco de tiempos, porque mi trabajo implication siempre estar muchas horas fuera de casa. Pero tengo otra sabiduría del mundo. Y mi idea es transmitirle ese Más por ser padre/abuelo

Una vez que sucede, ¿cómo es la paternidad (tan) tardía?

Mucho más cerca de esas historias de Hollywood y del fin del mundo, en Buenos Aires quizás tengamos al «presidente» de los padres de los vejez. Es Alberto Cormillot. Tuvo a Emilio a los 82 ans. El baby, de un año y medio, se levantó tres décadas con su hermano Adrián.

«Los dos quisimos ser padres, fue un acto de amorsurgieron rayos”, explicó Cormillot sobre la decisión que tomó junto a Estefanía Pasquina, su pareja 47 años menor.

Él, que cuenta años como calorías, ya ideó un plan para comunicarse con Emilio después de que no esté.

«Tien un WhatsApp que actualizo cada 15 o 20 días. Yo le mando mensajes photos, videos, cuentos y le mando historias», detalló el médico y profundizó: «Además, tengo un archivo en la computadora de mensajes para él y también en la nube. Quizás esos mensajes se los de yo y quizás la madre».

Ser papá de mellizos de 3 (con casi 69)

En este contexto de nuevos amores en el camino y paternidad, Claudio Maldonado cuenta a Clarín Cómo es padre de mellizos de 3 años y medio, con (casi) 69 años.

Claudio ya tenía dos hijos de su matrimonio anterior, pero tras 12 años de amor con Verónica, ambos sintieron que querían ser padres. En el parto, ella, primeriza, tenia 42. Con el tercer tratamientoque para evitar riesgos ya se había definido clínicamente que iba a ser el último, se repararía el embarazo y nacieron Santino y Mateo.

Claudio Maldonado con sus hijos de tres años y medio.  Foto Maxi Falla


Claudio Maldonado con sus hijos de tres años y medio. Foto Maxi Falla

¿Por qué se eligió ser padre de nuevoweights a la edad (y teniendo una nieta)? «Primero, por el amor que le tengo a Vero, segundo porque de este amor quería tener algo, siempre estuve consciente de mi edad, y tercero, porque la ley de la vida dice que yo me iría primero de este plano que ella, y mi mujer no tiene papá, prácticamente no tiene mamá, ni hermanos. También pensé que no la dejaría sola«, cuenta.

Para «colmo de males o de bienes», de Claudio, los babys nacieron a fine de 2019 y en marzo arrancó el aislamiento por la pandemia. «No sucio, no ir a trabajar, hizo que los disfrutara más. Ahora mismo, que tengo un trabajo libre, los traigo conmigo. Trato de besarlos, abrazarlos, de darles ahora lo que les quede en la menteporque sé que todo tiene un tiempo».

Cada vez que se escucha que una persona mayor puede ser padre o madre se barajan los mapas de la factibilidad (¿podrá?), del deseo (¿querrá?) e incluso de lo ético (¿debe?).

Y Claudio, que se ve completamente mejor parado que cuando fue padre a los veintipico, igual casi se va al mazo emocional esta vez.

«Fueron ocho meses de terapia. Tengo miedo, no lo voy a negar. Pero es un acto de amor paternar. Hacia mi también. Sé que si un día no estoy, no les va a faltar amor. Estoy bien físicamente, todavía no me cuesta hacer nada. Yo no medi la edad. Quisiera poder verlos de más grandes. Es una lucha interna muchas veces. Terminaron las sesiones con la palabra ‘aceptación’, que salió de la boca de mi psicóloga. Durante 100 años, ¿verdad?«.

Este padre grande tampoco tiene problema con que lo confundan con abuelo. El pasó tres veces ya. «Yo también lo pensaría. No es traumático», dice y numeró desde el actor Norman Briski, que fue papá de mellizas a los 77, hasta a Charles Chaplin entre sus colegas tardíos.

Norman Brisky.  El actor, director y maestro actores de tuvo mellizas a los 77. Foto Archivo Clarín


Norman Brisky. El actor, director y maestro actores de tuvo mellizas a los 77. Foto Archivo Clarín

Ricardo Iacub es doctor en Psicología y autor de libros y artículos científicos sobre el tema, como Erótico y vejez. Perspectivas desde Occidente. Tras la noticia de Pacino, opinó en una columna en Clarín.

«Entiendo que no es lo mismo ser criado por padres que por abuelos ya que muchas veces los niños sienten que hay una carencia de una generación, una pérdida. Mientras que cuando son los padres grandes, o uno de ellos lo es, esto no se audiencia de la misma manera. Tardio es despues de los 35. Cuando hablamos de personas que se encuentran en la vejez tardía, el deterioro físico y el tiempo a compartir los padres con los hijos se vuelve más acuciante», arranca el psicólogo.

Este es el caso de algunos de los protagonistas de esta nota.

«Al Pacino, cada vez que se encuentra en buen estado físico es más probable que se encierre o se incapacite». su tiempo de vida será más reducido que la media. La madre podrá asegurar una continuidad de cuidados, aunque las dificultades y la muerte temprana de un padre pueden resultar hechos más difíciles de procesar. Incluso el cuidado de los padres suele resultar complejo, mucho más cuando los hijos son demasiado jóvenes para ello», describe.

A la par, Iacub pide que «el tema no sea genera críticas simplistas».

Porque la psicología nos indica que los eventos predecibles pueden ser mejor tolerados que los que no lo son. Es decir, la expectativa de compartir con una persona que tenga más limitaciones y una menor de tiempo de vida en conjunto, suele volverse más tolerable, que cuando los hechos resulten menos esperables y una pérdida “unprevista” podría volverse traumatática.

Si hablamos de representantes de la paternidad tardía, el Presidente realmente es un caso testimonio. Fue padre por segunda vez a los 62.

La primera dama Fabiola Yáñez tuvo por cesárea a Francisco en abril del año pasado. Llegó por fecundación in vitro. El primer hijo de Alberto Fernández, Estanislao, de 27 años, nacido en 1994 fruto de su relación con su primera esposa, Marcela Luchetti, con la estuvo casado 20 años y de la separó después de asumir como jefe de Gabinete de Néstor Kirchner en 2003 .

In contados posteos en las redes junto a su hijo, Alberto eligió Instagram el 11 de abril pasado para dejar ver apenas su vida como padre tardío. «Hoy cumple su primer año de vida mi querido Francisco. Ya da sus primeros pasos. Lo veo crecer. Gracias por tanta felicidad«, posteó junto a una foto en la que se lo ve guiándolo. El 1° de mayo subó otra foto, con el nene de espaldas mirando hacia el campo.

¿Hasta cuándo pueden ellos? (según ciencia)

«A nosotros ya nos consultan con la decisión tomada, tratando de consumir el deseo. Es ahí donde se evalúa la capacidad reproductiva del hombre por medio de un espermograma. El panorama cambiará según ese resultado que, en general, en hombres mayores puede estar más o menos alterado (en cantidad movilidad y formado)», explica un Clarín Sergio Pasqualini, director médico de Halitus.

Frente a la consulta de hombres mayores, se evalúa el contexto, pensando siempre en el bienestar del futuro baby. No hay una ley que la edad de los padres en los tratamientos de fertilidad limites. Pero se evaluó el contexto consultándola.

«If el hombre tiene, digamos, más de 70 años y quiere tener un hijo y la mujer es joven, es una cosa, si ambos son mayores es otra. En el primer caso de pasarle algo al padre, quedaría la madre a cargo de ese hijo», describe.

¿Qué pasa con los espermatozoides a edades más avanzadas?

«Con el tiempo todo se deteriora. Tan bien el disminución de la fertilidad en la mujer es más conocida porque es más marcada, eso no significa que en el hombre no disminuya».

Además del desafío de la disminución natural de la función reproductiva masculina, los estudios han demostrado que las pérdidas de embarazo disminuyen entre un 23% y un 38% en hombres de 50 años o más en comparación con más jóvenes. La producción de esperma también se vio afectada, con una reducción del 25% en la mayoría de los hombres mayores de 50 años.

También la calidad.

«El paso del tiempo tiene implicaciones para la calidad del espermalo que puede derivar en la imposibilidad de fecundar el óvulo, la generación de embriones malformados que se retienen en su desarrollo o, en caso de realizar una FIV con la variante de la ICSI y transferencia, el fracaso de la implantación”, cierra el experto en fertilidad

COMO

Mira también