El fútbol se convierte en el segundo deporte más practicado por mujeres en España | Fútbol | Deportado

El crecimiento del fútbol femenino en España ha sido exponencial en los últimos años. Hace apenas una década, en 2014, cuando aún no se había producido la selección para el primer Mundial -que fue en 2015-, sólo había 44.873 chicas que se dedicaban a golpear la pelota federada y cuatro deportes -pelota, golf, montaña-. y escalar. Yo quería, tenían más seguidores que el balompié. Diez años después, el fútbol pasó por primera vez a la historia y se convirtió en la segunda disciplina más practicada por mujeres en el país. segundo el Anuario de Estadísticas Deportivas 2024 Según publicó el Ministerio de Educación y Deportes, al cierre de 2023 contaba con 107.853 tarjetas federativas, apenas por fuera de las 138.267 licencias con las que cuenta el baloncesto.

El récord de mujeres que han jugado en equipos esta vez en España -nunca antes superó los seis dígitos- sigue los éxitos del Barcelona -tres Campeones en los últimos cuatro años- y el Mundial que ganó la selección española en el pasado en Australia y Nueva York. Zelanda. Con todo ello, la final contra Inglaterra tendrá lugar el 20 de agosto de 2023, pocos días después de que se enfrenten las ligas local, provincial y autonómica. La plantilla también disputó la UEFA Nations League en febrero, el mismo mes en el que se clasificó para sus primeros Juegos Olímpicos, los que se celebrarán en París, claro está. Algunos de los mejores ganadores del binomio española y azulgrana lo han dicho -el pasado sábado ganaron la final de la Liga de Campeones en Lyon en Bilbao- tendrán este mismo curso, así que habrá que ver los efectos que estos tendrán en el próximo año el número de niños que están dispuestos a golpear la pelota.

Los jugadores de la selección celebrarán la conquista del mundo el 20 de agosto en Sydney, donde vencieron a Inglaterra en la final.CARL RECINE (REUTERS)

El auge de este deporte entre las mujeres ha sido dispar en los últimos diez años. Desde 2015, las federaciones han ido creciendo cada año —a excepción de 2021 por la pandemia del coronavirus—, la Liga F ha obtenido por primera vez la categoría profesional en 2022/2023 —las entidades son las que explotan la competición y manejan los ingresos —, siempre que no tienen una sección femenina en el paso de crearla —el Celta ha sido el último—, las chicas del final tienen referentes como Aitana Bonmatí, la actual Balón de Oro, y todos los partidos importantes de la televisión. , algo que no ocurría hasta ahora hace muchos años.

El fútbol femenino ha superado por primera vez este curso en montaña y escalada (91.644 tarjetas federativas esta vez) en bachillerato. El año pasó por encima del golf (82.035) y en 2017 dio el salto al voleibol (87.669). Sin embargo, el número de personas que practican esta disciplina en España es muy inferior al de hombres (1.140.658).

El camino hacia el crecimiento del fútbol femenino ha estado lleno de obstáculos. Las pioneras sufren la marginación de la dictadura y de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que durante años no ha podido admitir el fútbol femenino en su redil. El organismo falleció en 1980, pero las condiciones en las que se jugaba eran peores hasta hace muy poco. Muy cuidadoso en la selección de gastos para perder dinero y días de vacaciones -combinando trabajo con deporte-, pero sus indicaciones y su suerte van abriendo camino poco a poco y con muchas dificultades se consiguen mejor en todos los ámbitos, desde el estrictamente deportivo hasta el la preparación fuera del campo.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_