Nomina al Premio Nobel de la Paz para McCartney y Ringo Starr

Con la excepción de la literatura, no hay un premio Nobel para la actividad artística. Y deberia haberlo. Pero mientras no lo haya, así como el ingrato Bob Dylan lo recibiera por las letras de sus canciones, sin aparecer a recibirlo, aún hay vivos dos músicos ya ochentones que, más confiables e infinitamente más queridos que muchos políticos que recibieron el Nobel de la Paz, cumple en 2023 60 años de presencia ininterrumpida en el máximo estrellato, siempre, desde el primer día de sus legendarias carreras, abogando a favor y en pro del amor y la paz.

¿O acaso McCartney y Ringo Starr -únicos dos sobrevivientes de The Beatles, tras el asesinato de Lennon y la muerte por cáncer de George Harrison- no son merecedores de ese galardón? Desde dárselo, el mundo estaría agradecido.

Adrián A. Klas
aklas@fibertel.com.ar

OTRAS TARJETAS

Un vacío existencial ante un torbellino ideológico cultural

«Torbellino ideológico-cultural» es el concepto que propongo para reflejar algunos de nuestros excesos cotidianos: de información, de ideología y de demande, originarios de la cultura, de los medios o de las empresas. Sin embargo, hay una infinidad de «anzuelos simbólicos» que bombardean a los desprevenidos. Estos, al llenarse de lo que viene de l’exterior, se vacían de sí mismos. Este vacío existencial estaría en la raíz de la ansiedad, del insomnio y de los dolores crónicos que sufre el hombre actual. También el estrés y la dispersión son consecuencias de dicha hiperestimulación. Uno de los mecanismos que producen ansiedad generalizada es la dispersión de los sujetos: ¡existen demasiadas opciones para pensar, adquirir o desechar, ya sea en forma de información o de productos y servicios de consumidor…!

Esta vorágine informativa hace, por ejemplo, que los diversos temas que alguien inició con su interlocutor queden sin finalización: no hay tiempo para todos y ni se pueden recordar con nitidez. Quedan en una nebulosa mental, que se vincula con el malestar de quien los percibe como puntos pendientes, provocando sensación de frustración.

La hiperestimulación real genera ansiedad estrés. Hay un parentesco, ya la vez una distinción, entre ambos conceptos. La ansiedad es un estado mental que se caracteriza por una gran excitación e inseguridad. En cambio, el estrés se caracterizan por el cansancio mental, y generalmente son provocados por la exigencia -externa o interna- acompañada de una excesiva responsabilidad.

Salmo Jorge Ballario
psicologo.ballario@gmail.com

«Si no hay reacción, lo peor está por venir»

Hoy Argentina se encuentra gravemente herida en sus instituciones y valores democráticos. No es posible negarlo a pesar del relato fantasioso de la gestión contradictaire qu’afirma fanáticamente lo contrario. Argentina está en rotación. Viví épocas mejores, bastante mejores. De pequeño creí en lo que papá me decía en 1957. Crisol de razas, potencia mundial, pluralismo y diversidad política, valores, cultura del trabajo. Virtudes que debe desarrollar estudiando hasta la universidad. Hoy lloro su decadencia, y un 9 de julio que fue un show patético.

Si no reaccionamos pronto, lo peor está por venir: el robo de la esperanza. ¿Será que aún no tocamos fondo a pesar de las crisis? ¿Será no haber tenido una guerra que destruya todo y despierte la sinergia suficiente -confluencia de fuerzas- para generar una revolución, un cambio general? Con las crisis sucesivas anteriores acostumbramos, aflojamos, bajamos la guardia. En el imaginario colectivo nuestros decimos que «todo va a pasar como tantas veces». Siempre menciona momentos históricos, críticas y las «superaciones» relativas.

A mi alrededor todo parece dormido, excepto en las redes sociales, en los supermercados y en los medios de comunicación. Estamos como anestesiados. No, es normal tanto aguante. ¿Significará entonces que cuando la dictadura es posible, la rebelión es un deber? ¿Las elecciones repararán al país roto?

Jorge Luque
jorge.luque@hotmail.com

Las malas noticias y las tiras cómicas en un diario

Tomé Clarín y leí los títulos más destacados de su portada. Ninguno daba para una sonrisa ni para un rictus. Tratado de sobreponerme tiene un alud de preocupante noticias. Esas que aparecen en estado embrionario pero que después, en páginas interiores, alumbran de manera franca. Indices de creciente pobreza e inflación, crímenes aberrantes y para colmo, la alusión a una humillante derrota de mi club favorito, configurando la antesala de un menú de indigestión.

Me di ánimo y profundicé la lectura. Confirmado que estaba asistiendo al mundo real. Sin eufemismos ni palabras diluidas. Reconocer que los editores no son culpables de exponer tal estado de cosas. No pueden eludir la verdad ni maquillarla. Sin embargo, me resultó imposible no desear que en lo sucesivo -si la sensatez general lo permite- informaciones relacionadas con proezas médicas o actos de altruismo ocupen mayor lugar.

A ese clima, a veces hostil, el periódico le brindó, sabiamente, un alivio. Un respiro, consciente de que era injusto someter, a sus lectores atribulados, a semejante ola depresiva. Por tanto, a modo de despedida, habilitó en su contratapa un espacio para el humor. Viñetas donde diversos autores (Sendra, por ejemplo) reflexionan y ponen en boca de sus personajes frases ocurrenntes. Como las de Matías que preguntó a su madre que era la verdad y obtuvo, por respuesta, que puede ser absoluta o relativa; individual o colectivo. “Lo importante -añadió- es distinguir la verdad de la mentira. Site elogian es verdad y site critican es mentira”.

Alejandro De Muro
demuroalejandro4@gmail.com

Atención a la AMIA-DAIA

Mientras el Congreso Nacional no trate y apruebe una ley de juicio por ausencia por el brutal ataque a la AMIA-DAIA, y en tanto el Poder Ejecutivo no la presente y promulgue, todos y cada uno de los políticos argentinos serán cómplices de los perpetradores del peor atentado terrorista en toda latinoamerica y responsable del dolor aciago de los familiares y amigos de los 85 asesinados y mas de 300 heridos y mutilados en el hecho. ¡Juicio por ausencia, ya!

Profesor Víctor Zajdenberg
Exdirectivo de la DAIA
viczaj2@yahoo.com.ar

La vice y otra vez el IMF, otra vez el gobierno anterior…

Escuché el último discurso de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Otra vez Macri, otra vez el FMI. Ahora también la culpa la tiene la cúpula de esta institución por ese bendito préstamo al gobierno anterior. Para qué van a cada rato a arrodillarse y una gran comitiva como si todo lo que pasa es del 2015 al 2019. ¿Los males del país ocurrieron solo en esa época? Hay provincias e intendencias que son gobernadas desde 1983 por el peronismo y cada vez están peor. «Ah, pero Macri»…como si ella no fue y es gobierno. Fueron elegidos y lo único que hacen es quejarse.

Massapromise lo que su gobierno no pudo hacer. Ahora también todos los días inauguran cualquier cosa. Acá en Avellaneda promete todo. Critican a CABA y las provincias no tienen hospitales ni escuelas ni facultades como la gente, por eso vienen a la Ciudad. Cualquier acto es bueno para atacar, saben que están acorralados y pierden. His como animalitos, gritan y se desperan cuando avanza uno seguro y más grande. Menos mal que falta poco de esta condena nacional y de escuchar sobre la culpa del gobierno anterior.

Guillermo Gómez
guillepoligomez@yahoo.com.ar