siete tiros warden has a policia para robarle la moto

Ramón Antonio Sánchez fue asesinado cuando regresó a su casa. El delincuente huyó sin llevarse nada.

Naciones Unidas asesinato violento sucedió este martes en tucumánDar un policía de 44 años fue asesinado de siete disparos para un delincuente que pretendía robar la moto.

El trágico episodio sucedió alrededor de las 19 en la autopista de Circunvalación, a la altura del barrio Las Piedritas, en la capital provincial. Fue allí donde un ladrón sorprendió al suboficial Ramón Antonio Sánchezque prestaba servicio en la comisaría de San Andrés y que estaba regresando a su casa.

Al darse cuenta de que estaba vestido con el uniforme de policia, el agresor comenzó ha desaparecido sin mediar palabra. La víctima recibió dos balazos en una de sus piernas, otro en sus genitales, otro en la inglesa, uno en su mano derecha, otro en uno de sus brazos y otro, el que le usó la muerte, en el abdomen.

Tras la balacera, huyó de la escena del crimen sin robarle la moto ni el celular.

«No tenemos dudas de que se dio cuenta que era un efectivo. Por eso salió a disparar a mansalva para evitar que respondiera el fuego», explicó una fuente policial en diálogo con La Gaceta.

El ruido de los disparos alertó a los vecinos, que salieron a la calle para ver qué había ocurrido. Encontrar al agente en el suelo, alertaron al 911. Fue trasladado a un centro de salud cercano, donde murió después de minutos.

Un gran operativo se desplegó en el lugar, en busca del homicida. Además, tomaron testimonios y pidieron filmaciones de las cámaras de seguridad de la zona.

Según la prensa local, las autoridades ya tienen sospechosos y comenzaron a realizar todos los análisis en busca de ellos.

La causa solicitó un cargamento de la venta fiscal de Carlos, por lo que ordenó que la investigación en el mar fuera realizada por un chofer personal de Homicidios, liderado por los comisarios Adrián Moreno, Miguel Carabajal, Diego Bernachi y Jorge Dib.

El cuerpo fue trasladado a la morgue para que le realizaran la autopsia correspondiente, mientras que luego será entregado a sus familiares para que organicen el velatorio.

«Es un golpe muy duro para la familia policia. Se trata de un cabo que era conocido y respetado por sus compañeros”, resumen del titular de la Unidad Regional Este, Fabio Ferreyra.

Y agregó: «Cumplia con sus funciones en la comisaría de San Andrés. En principio estaba de franco y venía de realizar un línea personal. Ir hacia su domicilio”.

Mira también